La Crisis del Software aún no ha acabado

¿Has oído hablar sobre La Crisis del Software? En este artículo, exploraremos este fenómeno que surgió en la década de los 60 y algunas de sus consecuencias.

El 11 de octubre de 1968, durante una reunión del Comité de Ciencias de la OTAN, Edsger Dijsktra mencionó:

«Hay una gran diferencia si el mantenimiento significa adaptarse a un problema cambiante o simplemente corregir errores. Yo me refería al mantenimiento del primer caso. Puede que tenga razón al culpar a los usuarios por pedir equipos teóricos, pero si los fabricantes ofrecen esto con una cara seria, entonces solo puedo decir que todo el negocio se basa en un gran fraude.»

Hasta el momento, las Ciencias Computacionales habían servido para desarrollar soluciones cada vez más complejas. Sin embargo, esta complejidad trajo consigo problemas en los productos de software entregados, suponiendo grandes costes y afectando a diversas industrias.

La Crisis del Software

El software pasó de resolver problemas simples a manejar flujos de ejecución más complejos, lo que aumentó el nivel de fallos. La falta de experiencia en la profesión de programador y el constante cambio en el entorno de trabajo complicaron aún más la situación.

Esdger Dijkstra, uno de los principales científicos de datos, fue uno de los críticos más destacados. En la Conferencia sobre Ingeniería del Software en Garmisch en octubre de 1968, se admitió abiertamente la existencia de la crisis del software.

El mito de hombres/mes

En las consultoras de desarrollo de software es común medir el esfuerzo en «hombres/mes». Sin embargo, este enfoque no considera la complejidad de las tareas y puede llevar a errores costosos.

Estamos acostumbrados a pensar que el software funciona perfectamente y que solo afecta algunos campos de nuestras vidas, por el contrario, si analizamos la historia podremos llegar a la conclusión que los errores del software pueden traer consecuencias catastróficas, y llegar al punto de que se pierdan vidas humanas

David y Fraser señalaron la inevitable falibilidad del software, lo que ha resultado en tragedias como el caso Therac 25 y el accidente del avión Boeing 737 Max. Este caso llevó a una investigación sobre la compañía y sobre el software de vuelo para el 737 Max que comenzó a inundar la prensa especializada desvelando nuevos errores descubiertos por peritos especializados.

Aunque han surgido metodologías para abordar la crisis del software, el problema persiste en la actualidad. Puedes ir a nuestro canal de YouTube y ver el video donde te contaremos más afondo este tema, llegarás a las conclusiones y si quieres puedes comentar qué opinas al respecto.

Deja un comentario